domingo, 3 de septiembre de 2006

Alas de Libertad

H: Mamá, ¿Quién soy yo?.
M: Mmm... Bueno, tu eres una niña, llamada Valeria, tienes 7 años y eres mi hija.
H: Eso ya lo sé, pero quiero saber realmente quien soy yo.
M: Mmm... eso es algo muy complicado, aunque si te esfuerzas lo suficiente en la vida, puedes llegar a ser lo que quieras ser.
H: Mamá, y yo... ¿Qué quiero ser?.
M: Eso solo lo sabrás cuando ya seas grande.
H: Yo creo que no...
M: ¿No qué?.
H: Yo creo que no se necesita ser grande para saber quien quieres ser en la vida, de hecho, ya lo he decidido...
M: ¿Ah si?.
H: Sí.
M: Entonces dime, ¿Qué quieres ser en la vida?.

H: Quiero ser como una gaviota, que con su vuelo recorre la inmensidad del mar, importándole poco lo que las demás piensen de ella, vuela por el simple gusto de hacerlo, vuela para darse cuenta de que está viva, de que puede ir tocando de vez en cuando el mar sin siquiera mojarse una pluma... Eso sí, quiero ser de las que son capaces de volar muy alto, de las que no se rinden frente a una corriente de aire, de las que miran a un lado antes de proceder, de las que se devuelven cuando hay un camarada que necesita auxilio, de las que no les gusta la muerte en altamar, sino que prefieren dormir la eternidad en la silenciosa costa del olvido.


H: Quiero ser como la gaviota, para poder gritarle al mundo que jamás podrán cortar mis alas... Quizás pueden quebrarlas y tardaran tiempo en sanar, pero algún día estarán listas, para así poder mirar al cielo y decir: “Mis alas están sanas y fuertes, ¡Ahora puedo ser Libre!”.

1 personas han meado mi árbol:

Jhonny dijo...

ya te lo habia leido antes, al igual que el anterior me gusta bastante. me pegue un par de volones despues de leerlo. no sé por qué razon not e puedo postear wn algo de google beta y weas, ojala ahora resulte, un abrazo wn, nos amos viendo en fiestas patrias.